Bienvenidas a bordo!!!

lunes, junio 07, 2004

Sobre la madurez de Patti, según el patriarcado

Ay! que la diosa me acompañe!!!
Qué le pasa a este Roque santeiro para decir de Patti: "...con la madurez (y por lo tanto la maternidad, las pérdidas, el dolor, la felicidad, la vida) aprendió a concentrar sus fuerzas y a dirigirlas con notable puntería."
Escribe desde el lugar más ignorante del patriarcado (la maternidad nos hace maduras a las mujeres). Además quiere quedar como el que se las sabe todas sobre Patti, y me da la impresión que al muchacho le falta un poco.
La madurez puede estar abonada por ciertas vivencias... pero ciertamente no la da la maternidad, ni necesariamente las pérdidas o los dolores, etc.
Sería bueno ver qué nos lleva/trae/ o logra que seamos maduras (no de edad, obvio). No creo que sea sólo el paso o cuestión de tiempo. Sí, puede llegar a darnos cierta sabiduría... por lo andado... pero madurez!!!
Yo conozco algunas mujeres de 50 que ni allí de madurez, y a otras más jóvenes que sí lo son.
Es totalmente discutible, y no quise dejar de dar mi opinión, sobre todo porque vengo oyendo y leyendo a Patti desde hace unos cuantos años... y si algo hizo el paso del tiempo y todo lo vivido fue potenciar su don de bruja y sabia de los márgenes.

Esta es la tapa del último disco!


1 comentario:

celeste dijo...

Gabby, justamente cuando leí esa nota quedé sorprendida ante esa misma frase. Qué inadecuada para describir a Patti S., pero también, creo, para describir a casi cualquier mujer.
Me animo a responder la pregunta sobre qué hace "madurar", al menos tirando un par de ideas, qué sé yo. Por un lado, siempre tuve recelo de hablar de "madurez", porque me parece que implica que hay una etapa verde, inmadura, ergo: inútil de la vida. Fraccionar el tiempo en "etapas" (útiles-inútiles) es otra de las graves y dañinas operaciones del pensamiento occidental contemporáneo, creo. Por otro lado, está la eterna canonización de la "experiencia"... y ya sabemos, hay muchos tipos de experiencia y muchas formas de aprovecharla. Lástima que hemos abandonado el concepto de sabiduría. Y pensar que en otras épocas, tal vez para ser sabia había que ser anacoreta...

Bueno, veo que no llegué a ninguna conclusión. Verborragia querida.

¡Buenísima la iniciativa de la blog!